Nuestra Historia

Fachada Anacua Tauro.jpg
Logo_Transparente_Mariscos_La_Anacua_Tau

Suc.Tauro

Nuesta
Historia

En 1972, hace casi 50 años, la familia Garza Martínez abrió una cantina en Fraccionamiento 15 de mayo, en el municipio de Guadalupe. Vendían caguamas en vasos de plástico y pescado frito que preparaban en una estufa, dorando pieza por pieza. Todos trabajaban en algo: la esposa del señor Garza hacía el caldo, la hija se encargaba de empanizar, y los otros hijos estaban en la barra y de meseros.

 

La comida no era su giro inicial, pero pronto se convertiría en el negocio principal de la familia, la cadena de restaurantes Mariscos La Anacua. El pescado provenía de la presa Falcón, en Tamaulipas, a donde viajaban una vez por semana los hermanos Garza Martínez. Entonces la cantina mantenía la regla que aún rige a este tipo de establecimientos más tradicionales y no permitía la entrada a mujeres. Sin embargo eso no detenía al público femenino. Los carros se formaban en una larga fila afuera del lugar y ahí recibían los platillos aquellas comensales. La concurrencia era tal que la cantina abrió una pequeña oficina a donde dejaban pasar a las parejas, una por una, para poder comer ahí.

Desde
1982

En 1982, se inauguró la primera sucursal de Mariscos La Anacua en la colonia Nueva Lindavista. Mariscos, cocteles y más pescados fueron introducidos al menú. Existen a la fecha Diez restaurantes que aún pertenecen a la familia.

 

Este restaurante fue de los pioneros en el mercado de mariscos, uno no muy conocido en la ciudad de la carne asada y el cabrito, que además no cuenta con entrada al mar. Había desde hace décadas una cultura de pesca debido a las presas cercanas, como La Boca, El Cuchillo y demás, pero no proliferaban establecimientos exitosos dedicados cien por ciento a la cocina del mar, hasta que llego Mariscos La Anacua.

Collage_Platillos_Png_Anacua_Tauro.png

Redacción por: Cecilia Vázquez

Revista Residente

Fotografía: Alejandro Ruiz M.